Encuesta de Conciliación de Vida Laboral, Familiar y Personal – Ministerio del Trabajo y ANDI, 2020

Por: Gloria Ávila

En el marco de la alianza entre la ANDI y Ministerio De Trabajo mediante el Sello Equipares para impulsar la equidad de género en el sector empresarial, ante los retos laborales que ha generado la pandemia COVID19, se desarrolló una encuesta en entidades públicas y privadas para conocer el impacto de los mismos en los hogares de los trabajadores, especialmente en lo que respecta a la ejecución de las actividades laborales en casa y la conciliación con los roles personales y familiares haciendo un comparativo de su situación antes y después del aislamiento.

Durante el mes de julio de 2020 se ejecutó esta encuesta que contó con la participación de 277 empresas vinculadas a la ANDI y 8.669 trabajadores encuestados, dentro de los cuales 53% fueron mujeres y 47% hombres, la mayoría de población perteneciente a la industria manufacturera (con un 43%), en la ciudad de Bogotá y en los Departamentos de Antioquia y Valle.

De los resultados que más llaman la atención en este punto es el incremento del trabajo en casa, pues antes del aislamiento, esta modalidad era usada por el 52,3% y actualmente, por el 86,7% de los encuestados, con un uso de medios digitales del 51,8%. Respecto del número de horas diarias dedicadas al trabajo en casa, se encontró un incremento, pues actualmente, el 57,5% de los encuestados destinan más de 8 horas diarias para estos efectos.  Es importante resaltar que las personas encuestadas relacionan dificultades en el uso de medios digitales, mencionando como mayor causa, la mala calidad del internet.

Frente a las actividades personales y familiares, se encontró un aumento en la destinación de tiempo para la preparación de alimentos y labores domésticas por parte de los trabajadores, mientras que las actividades personales, de ocio y esparcimiento disminuyeron considerablemente.

Debido a estos resultados, se emitieron recomendaciones a las empresas encaminadas a establecer mecanismos laborales que permitan la realización de actividades cotidianas y del hogar, tales como horarios flexibles o proyectos por resultados que eviten la sobrecarga laboral. Así mismo, con el fin de propender por el bienestar de los trabajadores, se recomendó la realización de pausas activas e implementación de canales de comunicación para la identificación de los cambios en la vida de sus empleados para brindarles el apoyo y orientación necesaria.