Corte Suprema de Justicia SL 2555 de 2020, M.P. Clara Cecilia Dueñas Quevedo

Por: Katherine Tamayo Vallejo

La Corte Suprema de Justicia conoció el recurso extraordinario de casación presentado por parte de COLPENSIONES, en el marco de un proceso Ordinario Laboral promovido en su contra con el propósito de que se reconociera una pensión especial de vejez por actividades de alto riesgo en los términos del artículo 21 del Acuerdo 049 de 1990. La pensión originalmente fue negada por la entidad, al señalar que el demandante no acreditó 700 semanas de cotizaciones especiales, para acceder a la prestación pensional pretendida.

Al analizar el caso bajo estudio y partiendo de los argumentos de la recurrente, encaminados a señalar durante los periodos en los que el demandante estuvo afiliado al régimen de ahorro individual con solidaridad, su empleador no estuvo obligado a realizar cotizaciones especiales por actividades de alto riesgo, y por ende COLPENSIONES no puede ser obligada a responder por dichas cotizaciones al retorno del demandante al régimen de prima media con prestación definida.  La Corte se refiere a los artículos 3° y 9° del Decreto Ley 2090 de 2003, así como a la sentencias C- 789- 2002 y C-030-2009, para sostener que, la entidad demandada, antes de negar el reconocimiento de la pensión especial de vejez, debió permitirle al actor, en los términos de la C-030-2009, pagar los aportes de las actividades de alto riesgo que ejecutó mientras estuvo afiliado a los fondos privados, con el propósito de no imponer un obstáculo para el acceso a la prestación pensional y de paso un trato desigual al demandante, respecto de aquellos trabajadores que sí tuvieron la oportunidad de trasladar a COLPENSIONES la totalidad de los recursos para financiar la prestación especial, respecto de aquellos periodos en los que estuvieron afiliados al Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad.

Lo señalado, precisando en todo caso que en la medida que, solo con la expedición del Decreto 2090 de 2003 se limitó la posibilidad de acceder a la pensión especial de vejez a los afiliados del régimen de prima media con prestación definida, el empleador debe asumir los aportes especiales causados hasta la entrada en vigencia del mencionado Decreto y se debe permitir el trabajador afiliado, la opción de que con cargo a sus propios recursos, sufrague el costo de los puntos porcentuales adicionales a las cotizaciones ordinarias, con el propósito de reunir la densidad de semanas necesarias para acceder a la prestación pensional pretendida.