Consejo de Estado., Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda, Subsección B, CP: Doctora Sandra Lisset Ibarra Vélez. 05 de marzo de 2020.

Por: Carolina Martínez

En esta oportunidad el alto tribunal estudió la solicitud de una organización sindical frente al Decreto Reglamentario 2742 de 2009, por medio del cual se adoptan disposiciones relativas a tiempo de vuelo, servicio y descanso para tripulantes de aeronaves. La demanda se motivó en cuatro razones, a saber:

  1. Fue expedido sin competencia: Toda vez que se expidió por el gobierno nacional cuando es un tema reservado al congreso, a través de una ley estatutaria.
  2. El texto desconoce la prohibición de reproducir un acto administrativo suspendido o anulado: Esto porque a criterio de la parte demandante, el texto demandado reproduce la Resolución 5400 de 2004, la cual fue suspendida por disposición del Consejo de Estado.
  3. Desconoce la normatividad internacional sobre aviación civil.
  4. Vulnera el principio de favorabilidad, toda vez que el acto administrativo desconoce lo pactado en la convención colectiva del 24 de junio de 1999, pactada entre ACDAC y las empresas Avianca, SAM y HELICOL.

Al resolver de fondo la presente acción el Consejo de Estado negó las pretensiones de la demanda, conforme a las siguientes consideraciones:

  1. No existe falta de competencia, pues el Gobierno Nacional, ya sea a través del Presidente de la Republica o la Aerocivil, esta facultado para reglamentar y redistribuir las horas de trabajo de la tripulación, conforme al Decreto 2058 de 1951.
  2. No existen los presupuestos legales y jurisprudenciales para que se configure la reproducción de un acto administrativo suspendido o anulado.
  3. No existe una falsa motivación del acto administrativo demandado. De hecho, se evidencia que el mismo tuvo en cuenta las disposiciones internacionales existentes sobre la materia, así como los estudios médicos elaborados por la NASA y la Aerocivil.
  4. No se presenta un desconocimiento del principio de favorabilidad, consagrado en el articulo 53 de la Constitución, toda vez que la jornada de trabajo pactada entre algunas aerolíneas comerciales y sus respectivos sindicatos mediante convención colectiva, no se hace extensiva a quienes no participaron del proceso de negociación.